Ciclos y eclipses

Le he compartido que no todos los años tienen eclipses y cuando sucede alguno, la ubicación planetaria que lo acompaña es única. Hace 29 años, en un 11 de julio de 1991 hubo un eclipse solar total en el signo de Cáncer, pasando su sombra en una gran parte del continente americano, con especial camino en México hacia Centroamérica y la parte norte de Suramérica.



La importancia cíclica en la vida del ser humano y la dinámica en el sistema solar, la vemos en números y sus derivados en el 7, 12 y, en específico, el ciclo de 28/29 nos refiere al retorno de Saturno, el maestro del karma, del orden y del tiempo.

El 2020, un año clave que ha movido perspectivas, conciencias y emociones en ese camino de transición al tiempo de Acuario, con la llegada de Júpiter y Saturno a finales del año. Me parece significativo hablando de generaciones, por quienes nacieron en los años 1990-1991-1992 son quienes están teniendo un más enfatizado el cuestionamiento sobre lo que sucede, los temas de fe, responsabilidad, conciencia grupal y acercamiento a la espiritualidad, entre otros temas.

No todos los años tienen eclipses, pero en 2019 tuvimos 5 eclipses (3 solares y 2 lunares) y este 2020 tendrá en total 6 eclipses, de los cuales hemos analizado los mensajes de 3 eclipses lunares y 1 solar. Lo más importante es que la mayoría de estos eclipses fueron en el eje Cáncer-Capricornio. La significativa diferencia con 1991 es que plutón en aquél tiempo estaba en el signo de Escorpión, Neptuno en Capricornio y Saturno en Acuario y ahora están Plutón, Jupiter y Saturno están en Capricornio, siendo este último el que entró a Acuario y retrogradando, llegó a Capricornio. Se vale ser curioso y revisar qué ha sucedido en estos 29 años, sin duda estamos cerrando un ciclo y preparándonos para iniciar otro.

Cada vez que hay un eclipse, indistintamente si es lunar o solar, total o penumbral o parcial, te recomiendo disfrutar y potenciar la energía para lo que sí es y lo que te dicen especificamente a tí. Ya estoy atenta para que potenciemos la energía de los dos que nos faltan en este significativo 2020! Evita perderte las sesiones grupales en las que comprendemos lo que dice el cielo a cada quién!

Abrazo de corazón a corazón!